Cómo ayudar a los niños a recordar lo que leen.

recordar bien

Una de las señales de déficit en el nivel de lectura de los niños, es la dificultad que presentan para recordar lo que leen. De hecho, uno de los malos hábitos de la lectura es regresar en las frases ya leídas para poder entender lo que dicen, o porque simplemente no lo recuerdan.

En MemorIQ sabemos que cada día son más los niños (en incluso adultos) que presentan la tendencia a las relecturas. Una causa médica puede ser la dislexia, la cual debe ser tratada por un especialista. Pero en la mayoría de los casos el problema es más común: malos hábitos de lectura y poco entrenamiento cognitivo.

Razones por las cuales que no puedo recordar bien

Falta de atención y concentración

La atención y la concentración son capacidades cognitivas que te permiten ignorar las distracciones y poder enfocarse de lleno en lo que estás leyendo. Hay que resaltar que la memoria necesita completa atención sobre aquello que debe recordar. Por ello debes entrenar tu capacidad de observar y enfocar tu atención.

En MemorIQ desarrollamos sencillas pero muy efectivas técnicas para incrementar tus capacidades cognitivas de tal manera, que te asombrará todo lo que podrás lograr en poco tiempo.

Fallas en nuestro casillero mental

Hace un tiempo escribimos sobre la importancia de tener un buen casillero mental, es decir una buena biblioteca de palabras en nuestra cabeza ya que toda información nueva que recibimos se decodifica asociandola con la que ya tenemos. Cuando carecemos de un buen casillero mental, nos vemos obligados a aprender conceptos nuevos, deteniendo el proceso de la lectura, y retrocediendo para asimilar la nueva información.

Esta es la importancia principal de leer a menudo. Es un buen hábito para alimentar nuestro casillero mental y poder entender de manera rápida y segura, los concepto que encontremos al leer.

Lectura débil

En este punto nos referimos específicamente a la debilidad de leer palabra por palabra y no en frases completas que te permitan entender más fácilmente. Además de esto, se une el mal hábito de muchas personas de creer que una lectura lenta, significa mejor comprensión, lo cual no es cierto. Recuerda que nuestro cerebro es una maquina que recibe y procesa información de una manera vertiginosa. No obligues a el bólido que tiene en tu cabeza a ir a la velocidad de tus palabras; al contrario, aprende a que tus palabras alcancen la velocidad de tu cerebro.

Bajo nivel de comprensión lectora

Leer no es sólo reconocer palabra tras palabras. Lo más importante es comprender lo que estas palabras, formando frases, quieren transmitir. Al contrario de lo que algunos piensan, leer no es una actividad pasiva ya que la lectura implica una gran actividad cerebral decodificando información, completando conceptos, recuperando ideas, etc., y todo esto, en cada línea de la lectura. Lo interesante es que, al igual que la capacidad de atención y de concentración, la comprensión lectora también es una actividad cognitiva que también puede ser desarrollada.

El factor emocional

Gracias a los últimos estudios en el campo de la neurociencia, se ha descubierto que el factor emocional siempre afectará nuestro rendimiento cognitivo Cuando se está motivado o feliz es más fácil entender todo lo que vas a hacer, ya que tienes esas dosis que influye en la búsqueda de la comprensión. Antes de comenzar a leer plantea tu objetivo y consíguelo con la correcta dosis emocional.

En caso de los niños la motivación está en su curiosidad innata que viene con la edad. Experimenta y charla que con él sobre la lectura. Tienes que ser una parte esencial en hacerle entender la importancia que tiene y tendrá la lectura en su vida.

 

Como padres es importante darle todas las herramientas necesarias para que nuestros hijos puedan recordar lo que lee y desarrollar sus aptitudes intelectuales. Y una de las más útiles herramientas es el Sistema para el Desarrollo de la Inteligencia MemorIQ. MemorIQ es el resultado de años de investigación en el campo de la neurociencia, culminando con el desarrollo de un sistema de comprobada efectividad que permite que no sólo tus hijos sino toda tu familia, incrementen sus capacidades cognitivas: memoria, capacidad de atención y de concentración, agilidad mental, velocidad de lectura y comprensión lectora.

 

Para conocer más sobre MemorIQ te invitamos a llamarnos hoy mismo por nuestra línea gratuita 01 8000 413 552. También puedes visitar nuestra web www.memoriq.com o contáctanos por nuestro correo info@memoriq.com, y descubre todo lo que podemos hacer para desarrollar al máximo tus capacidades intelectuales y la de toda tu familia. Recuerda seguirnos por nuestras redes sociales para que disfrutes de interesantes retos mentales, te informes de los últimos acontecimientos sobre el desarrollo de la inteligencia y participes en interesantes sorteos.
MemorIQ, Piensa Diferente, Piensa Inteligente.